domingo, 14 de junio de 2015

Ley de mínimo esfuerzo.

¿Cómo puede haber gente que dice tener su futuro ya resuelto? Es algo que nunca entenderé, algo que no alcanza las barreras de mi conocimiento y que sin duda tiene algo de siniestro y macabro (a no ser que seas la tercera parca). El mundo viene y deviene cada día, está sujeto a un cambio constante y es por eso que nadie, absolutamente nadie puede saber qué le deparará el futuro.

Está claro que puedes tener tu futuro planeado y que esos planes se cumplan o no dependerá del destino, del azar,de los astros o de lo que cada persona quiera atribuirle, en mi caso todo objetivo se consigue TRABAJANDO. 

Todo esfuerzo al final tiene su recompensa, es un hecho demostrable y no es tan difícil de entender ¿qué cuestan las cosas? Mucho poco o nada, nadie lo sabe y nadie ha dicho que vaya a ser o fácil o difícil, pero te aseguro que sentado en un sofá tampoco vas a conseguir nada. No tiene más salida que la que tú le quieras poner ni más meta que la que quieras fijar tú. Te encontrarás con personas que pasarán sobre ti y te arrollarán y destrozarán haciendo decaer tus ánimos y tu autoestima porque envidiarás no ser como ellos, tan grandes y tan decididos. Pero que quede claro que esas personas llevaban fijado su camino y lo estaban cumpliendo y llegará el momento en que tú hayas llegado tan lejos con el tuyo que pasarás entonces por encima de otros muchos que querrán ser tú y no pararan hasta superarte, digamos que es ley de vida. No puedes rendirte nunca, aunque inconscientemente cuando llegas a esa situación de madurez pasas a ser un ejemplo a seguir.

Quizás ahora te olvides de todo y prefieras disfrutar de la vida, si eres un joven adolescente te entiendo a la perfección pero comprenderás que las cosas no siempre las vas a tener a tan corta distancia y que llegado el momento te hará falta algo más, y eso ni lo compra el dinero ni lo encuentras de casualidad, te lo ganas en un pulso contra el día a día, solo se trata de un pequeño esfuerzo comparado con el futuro que te trabajes.

Veo a gente tirar a la basura su futuro todos los días y se me encoge el corazón solo de pensar que por todas estas oportunidades perdidas hay gente que pagaría, que están deseando ver la salida más próxima para hacer desaparecer la situación en la que están, no por gusto sino por obligación y necesidad. Tantos talentos en el mundo, tantas mentes prodigiosas y solo unos cuantos tenemos un camino digno, no tiene que llevarnos a la fortuna ni al éxito siquiera al reconocimiento y fama mundial, pero si que no garantizan una seguridad el día de mañana y muy a mi pesar, todavía hay gente que no agradece eso y menos que luche por llevar una igualdad de oportunidades a cada extremo del país.

Se dice que una democracia, nacida y criada en total libertad, autoriza a todo aquel ha poseer una vida en que ni educación ni sanidad sean problemas y preocupaciones. Dícese del estado de igualdad de derechos de un individuo en la sociedad, dícese por otra parte, ser la responsable de una justicia correcta... Yo no consigo verlo así, cada vez que veo las noticias este sentido de democracia cambia hacia algo realmente patético.

Mantendré la esperanza viva y haré cuanto pueda en mi vida para cambiar el futuro de algunos, yo he elegido el camino de la enseñanza y la educación y aunque muchos lo critiquen y desprecien en mi defensa he de decir que quizás es el arma más potente contra el abandono de personalidad de aquellos jóvenes que se derivan al abismo de la vida con sus decisiones, ¡y qué puñetas! Yo al menos he elegido un camino y aprovecho cuanto tengo al alcance y no como otros que todavía esperan sentados dignificando la ley del mínimo esfuerzo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada